Pasito A Paso

Pronto llegará la primavera. Han pasado 3 meses desde que dije “Año Nuevo, Vida Nueva”. Lo bueno de ese dicho es que me da esperanza: vuelvo a empezar. Lo pasado, pasado está. Pero la verdad es que me ayuda pensar que cada día comienzo de nuevo. Cada día vuelvo a tener otra oportunidad de hacer un pequeño cambio en mi vida.

Muchos pensamos que si vamos a cambiar algo debemos escoger algo difícil de hacer y el cambio lo debemos iniciar de forma radical. Sin embargo son los pasitos que damos a diario los que nos hacen llegar a la meta. Esto es especialmente importante para las personas que viven con una enfermedad crónica.

Considera esto:

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso. Lao-Tzé

En el manejo de la diabetes es sumamente importante reconocer que cada persona viaje por este mundo a su paso. No nos sirve de nada compararnos a otras personas. Cada uno debe hacer este viaja a su manera.

Cada mañana podemos proponer comenzar nuestro viaje hacia la salud de nuevo. Cada mañana damos ese primer paso.

A mi modo de ver, creo que es importante perdonarnos los fallos del día anterior. Nadie es perfecto. En otro blog escribí sobre la importancia del auto-perdón. Al perdonarnos podemos comenzar de nuevo sin llevar la carga de ayer a las espaldas. Si logras eso ya diste el primer paso. O quizás, tu primer paso sea distinto al mío.

Mi segundo paso es decidir en qué me voy a enfocar hoy. Sabemos que la mayoría de las personas pierden la motivación si escogen una meta demasiado difícil. Por ejemplo, tengo más oportunidad de triunfar si decido que hoy voy a beber un vaso más de agua que ayer, en vez de decidir que hoy voy a beber 6 vasos de agua más que ayer. Si logro beber un vaso más, eso me anima. Puede que incluso note que un vaso más no es tan difícil y beba dos. La cuestión es no poner una meta que te haga fracasar.

BJ Fogg, PhD. (bjfogg@stanford.edu) habla de la importancia de tener una meta específica. Decir, “Voy a mejorar mi salud es una meta muy general. Medir mi nivel de glucosa en ayunas cuatro veces por semana, es un meta específica.

Digamos que tu proveedor de cuidado te ha pedido que te midas el nivel de glucosa en la sangre en ayunas cada mañana. Y digamos que casi todas las mañanas te levantas y sales corriendo. Para cuando te das cuenta, ya ha pasado una hora, has tomado un café, estas a punto de salir, no encuentras el glucómetro, y es el cuento de nunca acabar. Te sientes mal por no haberlo hecho y también te sientes molesta que te piden que hagas algo que te está resultando imposible.

El Dr. Fogg nos enseña que una vez que tenemos una meta específica, como por ejemplo, medirnos la glucosa en ayunas cada mañana, el segundo paso es crear una situación fácil en la que puedes triunfar. Por ejemplo, la mayoría de nosotros usamos el baño cuando recién nos levantamos. A continuación nos lavamos las manos y nos las secamos. Ese instante, de secarnos las manos, puede ser el desencadenante que pone en marcha tu meta: “Medir mi glucosa en la sangre cuando me levante”. Ten tu glucómetro a mano y listo. Te mides la glucosa en ese pequeño instante y ya has triunfado.

Aunque no lo parezca, has dado un gran paso hacia la salud. Decidiste una meta específica (medir la glucosa en ayunas) y fácil de realizar (tienes un glucómetro, tiras y lancetas listas). Pusiste el glucómetro en un lugar donde lo ves al lavarte las manos (algo que haces siempre que usas el baño por la mañana). Por último, usaste un desencadenante (lo que te pone en marcha) de secarte las manos. Has triunfado. Si sigues haciendo esto todos los días, a la larga lo vas a hacer sin siquiera pensarlo.

Lo que enseña el Dr. Fogg ya lo sabias pero quizás no lo habías visto de ese punto de vista. Un ejemplo de la vida diaria es el uso del cinturón de seguridad del automóvil. Si manejas un automóvil sabes que la ley dice que debes ponerte un cinturón de seguridad. Te sientas en el auto, lo pones en marcha, y si te olvidaste de ponerte el cinturón de seguridad, el pitido molesto to lo recuerda. Muchos de nosotros nos sentamos, nos ponemos el cinturón, ponemos el coche en marcha, y ni siquiera llegamos a oír el pitido.

Si después de leer esto decides iniciar un pequeño cambio en tu vida diaria, decides dar un pequeño paso en tu camino hacia la salud, y quieres compartir tu proceso, por favor déjame saber cómo te van las cosas.

Posted in Autocuidado | Leave a comment

Están Por Llegar Las Fiestas

Se acercan las fiestas y cada año hablo con personas con diabetes que me dicen que temen las fiestas, las comidas y las bebidas que les presentan tanta tentación.

No te creas, esto nos pasa a casi todos. Por eso comparto contigo lo que muchas personas me han indicado les ha ayudado a navegar esta temporada.

  • El día antes y el día después de una fiesta, sal a caminar o haz algo que ponga a tu cuerpo en marcha.
  • Una hora u hora y media antes de ir a una fiesta, come una comida o un refrigerio saludable. Así no vas a llegar a la fiesta con un hambre feroz y estarás menos dispuesta a comer de más.
  • Si te toca llevar algo de comer a la fiesta, prepara un plato que sabes de antemano es saludable.
  • Si la comida se sirve estilo buffet, sírvete en platos pequeños.
  • Antes de servirte, observa todo lo que hay de comer. Enfócate en servirte verduras y proteínas. Por ultimo sírvete los carbohidratos.
  • Cuando te sirvas carbohidratos, sírvete los que no sepas preparar o los que sean verdaderamente especiales. Por ejemplo, si te gusta cierto tipo de pastel o una galleta especial, sírvete eso y no algo que puedas comer cualquier día del año.
  • Ten cuidado con las salsas, la mantequilla y otros productos grasos. Date un gusto, pero no un gran gusto.
  • Recuerda que servirte un poco de lo que te gusta en vez de gran cantidad, a la larga te viene mejor.
  • Limita el consumo de bebidas con alcohol. Para una mujer, el límite es una bebida por día. Para un hombre son dos bebidas al día. Lo mejor sería preguntarle a tu profesional médico si puedes tomar alcohol y en caso afirmativo, cuanto puedes tomar. Porque una bebida no equivale a un litro.
  • Reduce el riesgo de sobrepasarte con la comida limitando el consumo de alcohol. El alcohol reduce nuestras inhibiciones y tendemos a comer de más.
  • Al sentarte a comer, toma un momento para dar las gracias, respirar profundamente, y recordar que después de todo, no se trata de la comida. Las fiestas son para estar en familia y disfrutar de la compañía de los demás.

Te deseo unas felices fiestas y un próspero año nuevo.

Posted in Comer Saludablemente | Leave a comment

¿Cómo Puedo Prosperar Si Tengo Diabetes?

Una de las cosas que comúnmente resalta cuando hablo con personas diagnosticadas con la diabetes tipo 2, es el sentido de culpa y vergüenza. Oigo frases como, “Es mi culpa. Sabía que tenía que perder peso, no lo hice y aquí estoy. Soy diabética”. O, “Me siento avergonzado. Soy diabético. Es un castigo por no cuidarme todos estos años”.

Antes que nada quiero dejar en claro que una persona no es su enfermedad. Una persona tiene un diagnóstico de diabetes pero no es diabética. ¿Cuándo le has oído a alguien decir—”Soy canceroso”? Te ruego no te describas como diabético o diabética. Te ruego consideres tus palabras con cuidado.

Nuestro cerebro es poderoso. Nuestra forma de pensar impacta nuestros sentimientos y nuestra salud. Por lo tanto, cuando te describas a ti mismo, usa palabras que te dan poder, en vez de palabras que te desaniman.

Si sentir vergüenza te ha ayudado a seguir tu plan de alimentación, actividad física y medicamento, pues adelante. El caso es que la mayoría no nos ponemos en marcha cuando sentimos vergüenza. Nos acobardamos, nos escondemos, pero pocas veces cambiamos las costumbres que están relacionadas con nuestra salud. Si tú eres una de esas personas que sintió vergüenza y se puso en marcha y mejoró su salud, por favor responde a este blog y comparte tu experiencia. Puede que esto le sirve de ayuda a otra persona. Pero te apuesto que no triunfaste diciéndote cosas feas, sino que triunfaste con cambios positivos.

∗∗

Una de mis pacientes compartió que cuando la diagnosticaron se sintió triste y avergonzada, pero no sorprendida. Hacía meses que sus pruebas de laboratorio indicaban que tenía prediabetes. En su familia varias personas tenían diabetes y ya conocía las señales y los síntomas.

—Me sentí mal, triste. Llore. Y al cabo de unos días decidí que tenía que pedirme perdón y tenía que perdonarme. Hasta no perdonarme no iba a poder dar el primer paso hacia la salud. Creo que esto del perdón viene de mi fe. Me crie católica y recuerdo lo bien que me sentía cuando pedía perdón por algo. Eso sí, antes de pedir perdón, sentía vergüenza. Me acuerdo de esa sensación tan incómoda. La vergüenza es incomoda, es absorbente. Das el primer paso: sinceramente pides perdón y prometes tratar de cambiar. A continuación recibes el perdón y te sientes libre. Vuelves a empezar.

Eso hice con mi salud. Me pedí perdón a mí misma. En mi mente me vi como una niña pequeña. Ya estaba gordita porque en mi casa comíamos mucho. Le di un abrazo a esa niñita. Ella no tenía culpa de que la genética y las costumbres alimenticias de su familia la ponían en riesgo para la diabetes. A continuación me vi como adolescente, con las dudas y los temores que tenía a esa edad. Por aquel entonces ya sentía vergüenza porque no me gustaba mi cuerpo. Le di un abrazo a esa joven. Y así, me vi en las distintas etapas de mi vida. En cada etapa, le daba un abrazo a ese ser, a esa Yo. Cuando llegue a la mujer de hoy en día, me perdone las faltas y los errores. Me dije que de ahí en adelante iba a tratar de enfocar las cosas de otra manera. Quedé conmigo misma en dar el primer paso. La vergüenza dio paso al perdón. El perdón dio paso a la esperanza.

Para no olvidarme de cómo me sentí en ese momento, pegue una foto de cuando era niña en el espejo del baño. Ahora, si me siento desanimada, veo esa foto en el espejo y le doy un abrazo mental a esa niña. Me doy un abrazo a mí misma. Me vuelvo a perdonar. Comienzo de Nuevo.

∗∗∗

Todos sabemos lo que es sentir vergüenza. Y a todos nos han perdonado algo en nuestra vida. ¿Qué tal si de aquí en adelante, cuando nos sentimos desanimados, nos acordamos de cuando éramos niños y nos tratamos con ternura? ¿Qué tal si extendemos esa ternura hacia nuestro ser de hoy? ¿Qué tal si nos perdonamos las faltas y nos animamos a seguir adelante?

100_0164

 

 

Posted in Blog | Leave a comment

Preparación Para Desastres Naturales

Esta semana pensé mucho sobre nuestros compatriotas que residen en las zonas afectadas por el huracán Matthew. La preparación para un desastre natural es especialmente importante para las personas con diabetes. Las primeras 72 horas son quizás las más importantes.

Hoy te ofrezco una lista para ayudarte en la preparación. Prefiero las listas porque se pueden imprimir, repasar, actualizar y usar con mucha facilidad. No es una lista completa. Cada uno de nosotros debe tener presente sus preferencias y necesidades personales.

Revisa mi lista y déjame saber qué otras cosas agregarías.  Gracias.

Documentos sellados en bolsitas de plástico Insumos sellados en bolistas de plástico Extras
Copia de un resumen de tu historial médico con los correspondientes números de teléfono. Como mínimo incluye los resultados de tus pruebas de laboratorio más recientes Medicamentos recetados y los que tomas por tu cuenta. No los saques de sus frascos Segundo par de zapatos y calcetines o medias sellados en bolsa de plástico
Copias de tus recetas y tarjetas de seguro Glucómetro, lancetas y tiras reactivas Un mínimo de tres galones de agua potable para que te dure tres días
Números de tus servicios locales de emergencia como la policía, la compañía eléctrica o de gas, la compañía de agua y el departamento de salud Si usas insulina en ampolla vas a necesitar agujas y jeringas, alcohol para limpiar la piel, gel de manso para desinfectar las manos. Comida enlatada que no necesite recalentarse
Número de la Cruz Roja Americana en español Bolsa térmica para guardar la insulina. Un abre latas mecánico
Móvil y cargador Tiras de prueba de cetona en la orina Peanut butter
Kit de glucagón si usas insulina Galletas saltinas
Tabletas de glucosa o bebidas para subir el nivel de glucosa en tu sangre Sodas regulares y de dieta
Una botellita de plástico para desechar las aguja y jeringas, lancetas y tiritas Linternas con pilas extra
Artículos de primeros auxilios Cuchillos, tenedores, cucharas y platos de sopa
Lleve una pulsera o collar de identificación

Basado en la información de https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/4-pasos-para-controlar-diabetes-por-vida/controlar-diabetes-circunstancias-especiales

La mayoría de las compañías de seguro cubren un glucómetro nuevo cada ano. Te recomiendo que tengas un segundo glucómetro a mano en caso que se rompa el que usas a diario.

Posted in Blog, Resolución de Problemas | Leave a comment

Celebremos el Mes de la Herencia Hispana

¿Sabías que vamos a estar celebrando el mes de la herencia hispana desde el 15 de septiembre al 15 de octubre?

Se escogió el mes de septiembre porque coincide con los aniversarios de la independencia de varios países latinoamericanos. Chile, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua celebran su Día de la Independencia este mes.

Casi 1 de cada 6 personas que viven en los Estados Unidos es hispana. Esto equivale a casi 57 millones personas. Por esto resulta sorprendente que los Centros para el Control de la Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tardaron tanto tiempo en estudiar nuestra salud a nivel nacional. Este mes los CDC publicaron su primer estudio nacional (http://www.cdc.gov/spanish/signosvitales/saludhispanos/index.html) sobre las causas principales de muerte, la prevalencia de enfermedades, los factores de riesgo y el acceso a los servicios de salud entre los hispanos o latinos que viven en los Estados Unidos.

Primero hablemos de la buena noticia: Los hispanos tenemos una tasa de muerte 24% más baja por todas las causas de muerte combinadas en comparación a las personas blancas, no hispanas. Sin embargo, y aquí va la no tan buena noticia, nuestras tasas de muerte por la diabetes son más altas.

Los hispanos nacidos en los Estados Unidos tienden a ser más obesos, tener hipertensión, fumar, tener enfermedades cardíacas y cáncer que los hispanos nacidos fuera del país.

Volviendo a las buenas noticias, el Dr. Tom Freiden, director de CDC dijo: “Cuatro de cada diez hispanos mueren de enfermedades cardiacas o cáncer. Si los hispanos no fuman y se mantienen físicamente activos (como al caminar a paso rápido 30 minutos al día), pueden reducir su riesgo de tener estas enfermedades crónicas y otras como la diabetes”.
Esta información es poderosa porque indica que muchos aspectos de nuestra salud están en nuestras manos. Podemos elegir nunca fumar o dejar de fumar. Podemos decidir no tomar alcohol o hacerlo en moderación (no más de1 bebida diaria para las mujeres y no más de 2 al día para los hombres). Podemos optar por hacer alguna actividad física por 30 minutos todos los días. Si bien salir a caminar no es posible, podemos ponernos a bailar delante de la tele. Y lo fabuloso es que no hace falta hacer la actividad toda de un tirón: podemos dividir la actividad física en 10 minutos, 3 veces al día. No fumar, no tomar alcohol o solo hacerlo con moderación (si nos lo permite nuestro profesional médico) y la actividad física nos ayudan con prevenir o controlar la diabetes y enfermedad cardíaca.

Este es nuestro mes. ¿Qué os parece si nos decidimos a hacer algo que nos ayude con la salud? Si nos ponemos en marcha, lo podemos hacer por nosotros y por nuestros seres queridos.

Lo importante es fijar una meta. En otras ocasiones he escrito sobre las metas SMART (por sus siglas en inglés). Básicamente consisten en ser muy específicos cuando estemos poniendo una meta. Por ejemplo, decir: “Voy a perder peso”, no es una meta específica. Por el contrario, decir, “Voy a perder 1 libra por semana, durante 10 semanas. Cuando me pese en 10 semanas voy a pesar 10 libras menos. Lo voy a conseguir dejando la soda regular y bebiendo agua en su lugar. Me voy a pesar 2 veces por semana. Voy a bailar en mi habitación, por 30 minutos, 3 veces por semana”, indica una meta bien clara, con detalles sobre los pasos a dar. Esta es una meta específica, que se puede medir, se puede lograr, es razonable y tiene una fecha fin. Y recuerda que perder más de 2 libras por semana no es necesariamente razonable. Es mejor perder un poco de peso sin tener mucha prisa. Si pierdes mucho peso de golpe, te puede resultar difícil mantener este peso.

Sabemos que si buscamos respaldo de personas que son positivas, esto nos puede ayudar a lograr nuestros objetivos. Habla con tus familiares y amigos íntimos para que te apoyen. Si prefieres buscar respaldo por internet, te recomiendo: http://www.estudiabetes.org/

Si tienes hijos en la escuela es posible que les hayas oído comentar que tienen que “comer el arco iris” a diario. Esto quiere decir que deben comer lo menos 5 porciones de frutas y verduras por día. Estos deben incluir todos los colores del arco iris. Por ejemplo: Rojo: manzana o fresa; Anaranjado: naranjas, camote (ñame); y así. Nos aconsejan que comamos una variedad de alimentos, altos en fibra, bajos en grasa. Y recuerda que ponerle mucha sal a la comida no es saludable.

Los hispanos somos un grupo diverso. Tenemos valores y costumbres que se parecen en algunos aspectos, como valorar la familia. Pero nuestros retos y la forma en la que nos enfrentamos a estos retos varía. Si te estas enfrentado a algo y necesitas apoyo, no dudes en pedirlo. Si estas triunfando ante un reto, no dudes en compartir lo que estás haciendo que te está ayudando.

Cuando tengas un momento, déjame saber cómo te van las cosas y lo que has decidido hacer para celebrar nuestro mes.

Saludos.

Posted in Blog | Leave a comment

Año Nuevo Vida Nueva

Cada año, al igual que millones de personas, me propongo hacer cambios en mi estilo de vida. Estos cambios se ven relacionados con mi salud y bienestar.

Por lo general, al cabo de varios días o varias semanas (según el cambio que me haya propuesto) suelo desilusionarme y dejo atrás el cambio que me propuse.

Sinembargo, he tenido pequeños y no tan pequeños triunfos. Y cuando observo con detalles estos triunfos, todos se asemejan.

En primer lugar, emprendí el camino con entusiasmo. Cuando hago algo con entusiasmo, me siento positiva y capaz.
En segundo lugar, fui capaz de visualizar los pasos que tenía que dar para llegar a la meta. Incluso podía imaginar como me sentiría al llegar. El cambio se volvía palpable, real. Y me sentía capaz de hacerlo.

Las metas que me propuse seguían un marco fijo. En EE. UU. lo llaman establecer una SMART Goal, donde las siglas significan pasos específicos que se pueden dar para llegar a la meta/goal. Primero apuntaba mi meta. A partir de ahí apuntaba de manera específica el primer paso que debía dar (la S de SMART). Se debe poder medir la meta (la M de SMART). La meta también debe ser alcanzable (la A de SMART) y se debe relacionar a la meta (la R de SMART). Por último, la letra T en SMART se refiere al tiempo. Es decir, la meta debe tener una fecha por la cual se puede haber llegado.

Esto de una SMART goal o meta SMART se suele entender mejor con un ejemplo. Marta quiere dejar de beber tanta soda de cola. A pesar de que la soda cola que bebe es de dieta (sin azúcar), Marta sabe que beber soda puede tener un efecto poco saludable sobre sus huesos, riñones, flora intestinal y su presión arterial.

Varios meses atrás, Marta trató de dejar la soda de golpe. Como bebía bastantes sodas de cola (que contienen cafeína), le pegó un dolor de cabeza muy fuerte. Su Educadora de la Diabetes le explicó que algunas personas son sensibles a la cafeína y cuando tratan de cortar la cafeína de pronto, esto les puede provocar dolor de cabeza o incluso una migraña.

Ahora Marta esta dispuesta a cortar las sodas de su dieta con la ayuda de SMART Goals. Así tiene mayor posibilidad de llegar a la meta.

En unas semanas Marta me va a dejar saber como le va con dejar la soda.

Posted in Blog, Comer Saludablemente | Leave a comment

AADE y los 7 Pasos de Autocuidado

La Asociación Americana de Educadores en Diabetes (AADE-American Association of Diabetes Educators) fue fundada en EEUU en 1973. Con más de 14,000 miembros, es la principal asociación de educadores en diabetes. En su sitio web puedes leer que la misión de AADE es el “impulsar la práctica para promover una vida saludable a través del autocuidado de la diabetes y las relacionadas enfermedades crónicas”(1).

Como educadora certificada en diabetes (CDE) he sido miembro de la AADE por varios años y creo firmemente en que mi practica se centre en ayudar a las personas con diabetes para que estas puedan lograr el cambio de comportamiento que conducirá a una mejora en los resultados clínicos y la mejora de la salud en general (1). Básicamente me gustaría ayudarte a centrarte en el automanejo/autocuidado de tu diabetes.

Sin embargo, a diario me topo con personas que me dicen cómo se cuidan, y seamos francos, lo están haciendo a medias.

Hay cientas de razones por las cuales una persona con diabetes puede no estarse cuidando. Una de las razones más básicas es que desde que fueron diagnosticados/as, no han tenido la oportunidad de aprender, en un ambiente de apoyo y sin ser juzgados, como cuidarse. Ese ambiente de apoyo debe reflejar importantes aspectos de nuestra cultura.

En esta sección voy a presentar ideas y sugerencias para que puedas cuidarte. En gran parte, los 7 Pasos de Autocuidado no van a ser nada nuevos para ti si has ido a clases de diabetes o has leído libros y revistas sobre este tema. Si te sirve de repaso, genial. Y si te sirve para aprender más, mejor aún.

Los 7 Pasos de Autocuidado incluyen (2):
-Una Alimentación Saludable
-Mantenerse Activo/a
-Control (es decir: monitoreo)
-Tomar Medicamentos
-Resolución de Problemas
-Reducción de Riesgos
-Afrontamiento Saludable

(1) http://www.diabeteseducator.org/_resources/pdf/general/AADE_fact_sheet_2012.pdf
(2) http://www.diabeteseducator.org/DiabetesEducation/Patient_Resources/AADE7_PatientHandouts.html

Posted in El Autocuidado (AADE 7 pasos de autocuidado) | Leave a comment

Legumbres y la Diabetes Tipo 2 (DT2)

El 22 de octubre 2012 se publicó un estudio sobre el uso de las legumbres, riesgos cardiovasculares y la Diabetes Tipo 2 (DT2). El estudio se llama “Efecto de leguminosas como parte de una dieta de bajo índice glucémico sobre el control glucémico y los factores de riesgo cardiovascular en diabetes mellitus tipo 2: un ensayo controlado aleatorizado” [1].

Me dio por leer el estudio porque soy muy amiga de las legumbres. Aparte de que son parte mi tradición culinaria, son económicas y versátiles.

He aquí un breve repaso de las legumbres. Las principales legumbres consumidas en la alimentación humana incluyen [2]:
• guisantes (arvejas, alverjas o chícharos)
• judías (frijoles, porotos, judías, alubias o habichuelas)
• garbanzos
• habas
• ejotes (judías verdes, chauchas, vainitas o porotos verdes)
• lentejas
• cacahuetes (cacahuates o maníes)
• soja (o soya)

Como puedes ver, les damos distintos nombres dependiendo de dónde venimos.

El problema que veo con las legumbres es que muchas personas con DT2 las eliminan de su dieta. Detente a pensar en cuántas porciones de legumbres comes a la semana. Quizás después de leer los resultados del estudio que voy a compartir contigo, cambies de opinión y las vuelvas a invitar a la mesa.

Los investigadores de este estudio comenzaron por recordarnos que las legumbres (frijoles, garbanzos y lentejas) son parte de los alimentos recomendados por guías nacionales para el manejo de la diabetes.

Los investigadores querían estudiar el impacto de las legumbres sobre el control de la glucosa, los niveles de colesterol y sobre la presión arterial.

Reclutaron a 121 personas con DT2 y los asignaron a uno de dos grupos. Un grupo tenía que comer alimentos de bajo Indice Glucémico [3] que debía incluir como un mínimo una taza diaria de legumbres. El segundo grupo tenía que aumentar la ingestión de fibra insoluble comiendo productos de trigo integral. Ambos grupos iban a seguir este tipo de cambio en su dieta por tres meses.

Todos los participantes recibieron una lista de alimentos que podían comer en porciones de 15 gramos de carbohidrato (o una porción). El grupo de las legumbres debía de comer una taza (o dos porciones de 15 gramos de carbohidrato) de lentejas o frijoles. El grupo de alta fibra de trigo integral tenía que comer cereales de desayuno de trigo integral, pan, arroz integral y otros alimentos altos en fibra insoluble.

Cuando midieron la reducción en niveles de Hemoglobina A1c (HgbA1c), el grupo enfocado en comer legumbres pudo reducir su HgbA1c 0.5% mientras que el grupo de alta fibra de trigo integral pudo reducir su HgbA1c 0.2%.

Ambos grupos perdieron peso. El grupo de las legumbres perdió casi 6 libras y el grupo de alta fibra de trigo integral perdió casi 41/2 libras.

El grupo de las legumbres pudo reducir su presión arterial por 4.5 mm Hg (más de cuatro puntos) mientras que el grupo de fibra insoluble de trigo integral no vio gran cambio.

El grupo de las legumbres pudo reducir su colesterol total 8 mg/dl y los triglicéridos por 22 mg/dl, mientras que el grupo de alta fibra de trigo integral no vio cambios en su nivel de colesterol total ni en triglicéridos. Sin embargo si vieron un aumento de 2 mg/dl en su nivel de ‘colesterol bueno’ (HDL).

Una de las preocupaciones que tenían los investigadores era que el comer legumbres iba a causar problemas intestinales (lea ‘gases’). Resulta que ambos grupos tuvieron los mismos síntomas.

Los investigadores creen que las legumbres retrasan la velocidad a la que ciertos tipos de carbohidratos se convierten en glucosa en el intestino delgado.

Basado en este estudio parece que nos convendría prestar más atención a las legumbres. Si no estamos comiendo frijoles y lentejas, sería bueno volver a las recetas tradicionales con pequeñas variaciones (por ejemplo: menos sal y grasa).

Voy a compartir algunas recetas de legumbres que son bajas en grasa y sal, pero sabrosas y saludables. A mí me encantan las legumbres pero no las voy a comer si saben a cartulina. Me imagino que te pasa igual a ti.

¡Buen Provecho!

[1] Arch Intern Med. 2012 Oct 22:1-8. doi: 10.1001/2013.jamainternmed.70. [Epub ahead of print]: Effect of Legumes as Part of a Low Glycemic Index Diet on Glycemic Control and Cardiovascular Risk Factors in Type 2 Diabetes Mellitus: A Randomized Controlled Trial. Jenkins DJ, et al.

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Legumbres

[3] El índice glucémico clasifica los alimentos en la forma en que afectan nuestros niveles de azúcar en la sangre. Este índice mide cuánto aumenta el nivel de azúcar en la sangre dos a tres horas después de comer dicho alimento.

[4] http://www.diabetes.org/assets/pdfs/spanish/cocinando-20p198.pdf

Posted in Blog, Nutricion | Leave a comment

Por Qué el Leer un Blog Me Dio Ganas de Llorar: La Verdad Detrás de un Titular

Por Qué el Leer un Blog Me Dio Ganas de Llorar: La Verdad Detrás de un Titular

En aras de la divulgación completa en primer lugar quisiera decir que tengo una relación de amor / odio con el azúcar. Y en aras de la divulgación completa permíteme decir que especialmente odio el Almíbar de Maíz de Alta Fructosa (AMAF).

¿Por qué te estoy diciendo esto? Porque dado el día, mi punto de vista y prejuicios informan lo que escribo. Lo cual me lleva al tema del blog de ​​hoy…parcialidad y prejuicios en los medios de comunicación y la importancia de ir más allá de los titulares.

Mondi me envió un enlace para un blog titulado: “Estudio: Azúcar – Independiente de la Obesidad – Causa Diabetes” por Lisa Aliferis
http://blogs.kqed.org/stateofhealth/2013/02/28/study-its-the-sugar-not-obesity-that-causes-diabetes/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=study-its-the-sugar-not-obesity-that-causes-diabetes

Al leer el título, mi pulso se aceleró y no porque me dió un bajón o sentí un nivel de azúcar bajo. Pensé: “¡Por fin! Ahora tengo los datos para apoyar mi prejuicio contra el azúcar y el AMAF”.

La Sra. Aliferis (autora de blogs) cita a Stephanie Martin (entrevistadora de Public Radio de KQED), quien entrevistó a uno de los autores del estudio, el Dr. Robert Lustig de la Universidad de California en San Francisco. La Sra. Aliferis escribió:

“Un nuevo e importante estudio muestra una relación directa entre el azúcar y la diabetes – un vínculo que es independiente del peso de una persona. ” Y Lustig dijo que sus hallazgos apuntan a la prueba de la relación de causalidad que debe ser aceptado por los médicos. “Este es el mismo nivel de prueba que estaba disponible cuando implicamos a cigarrillos como causa de cáncer de pulmón en los años 1960.”

Después de leer esto, me di cuenta de que tenía que leer el artículo original sobre el estudio y la actual entrevista de Stephanie Martin de KQED. Sra. Aliferis, la mujer que escribió el blog amablemente agregó un enlace al estudio (ver el link azul arriba) titulado, La Relación de Azúcar a la Prevalencia de Diabetes a Nivel de Población: Un Análisis Econométrico de los Repetidos Datos Transversales por Basu, Yoffe, Hills y Lustig.

¡Caramba! El nombre del estudio no tiene el mismo impacto como lo que estaba escrito en los medios de comunicación artículo, “Estudio: Azúcar – Independiente de la Obesidad – Causa Diabetes”, verdad?

En ese momento empecé a preocuparme. ¿Qué información me falta? Los dos títulos dicen cosas diferentes.

Leí el estudio y encontré que de ninguna manera se dice que el azúcar causa diabetes. De hecho, el estudio no llega siquiera a acercarse a decir eso. Básicamente, el estudio dice que puede haber una asociación entre el azúcar y la diabetes, pero se necesita más investigación.

Los autores discuten las limitaciones del estudio con franqueza. Por ejemplo, admiten el diseño del estudio permite “falacias ecológicas”.

¿Eco-qué? Tuve que ir a Google con eso. Según Wikipedia una “falacia ecológica” se describe como:
La falacia ecológica… es un tipo de falacia o error en la argumentación basado en la errónea interpretación de datos estadísticos, en el que se infiere la naturaleza de los individuos a partir de las estadísticas agregadas del grupo al que dichos individuos pertenecen.

Sencillamente, una falacia ecológica da por supuesto que todos los miembros de un grupo muestran las mismas características del grupo. Esencialmente hay una posibilidad de que la conclusión a la que llegaron en el estudio es errónea dado que tuvieron que incluir tantos países.

El segundo problema con el estudio según los autores es:
“…que se utilizó una base internacional de datos alimenticios que rastrea la disponibilidad calórica, ya que no hay medidas directas del consumo humano real que puede explicar el desperdicio de alimentos y proporcionan medidas precisas del consumo de alimentos a nivel internacional. ”

Lo que esto significa es que sólo porque un montón de comida (y calorías) existan en un país, es difícil saber lo que realmente ha sido comido por las personas de ese país. Esto tiene sentido porque, como todos sabemos, aunque tengamos muchas galletas, algunas personas simplemente no se las comen. Esto puede ser verdad acerca de cualquier alimento.

El tercer problema los investigadores señalaron me decepcionó:

“A pesar de que un considerable debate existe en cuanto a cuáles de las formas de azúcar pueden ser más relevantes para esta relación (por ejemplo, si el almíbar de maíz de alta fructosa (AMAF) es diferente a la sacarosa), nuestro análisis no puede distinguir entre los azúcares específicos, como el AMAF o sacarosa, o entre cualquier vehículo específico, tal como gaseosas o alimentos procesados. Nuestro estudio se limita a sugerir que el indicador agregado de la disponibilidad de azúcares añadidos estadísticamente predice cambios en la prevalencia de diabetes a partir del tiempo. ”

Sencillamente: debido a la información que utilizaron para este estudio, los investigadores no pudieron distinguir entre los diferentes tipos de azúcares y las diferentes maneras en que consumimos el azúcar: ya sea en los alimentos o en forma líquida (gaseosas, jugo).

Entonces, por qué me dan ganas de llorar después de leer el blog y el estudio? Yo soy parcial contra el AMAF y esperaba que este estudio apoyara mis prejuicios. A pesar de que la evidencia científica no confirma al 100% que el AMAF es peor para mí que el “azúcar real”, desde mi punto de vista, “debo evitar el AMAF como la peste, porque sé que es malo para mí”.

La cuarta limitación del estudio es el más decepcionante para mí. Puesto que el estudio agrupa a todas las poblaciones juntas, no pueden sacar conclusiones sobre el azúcar o la diabetes basadas en la raza o el origen étnico. Esto es realmente importante porque hay datos sólidos que muestran que ciertas poblaciones (por ejemplo, los Indios Pima, los Latinos) tienen un mayor riesgo de desarrollar Diabetes Tipo 2 (DM2). En otras palabras: el riesgo de que una persona de descendencia Hispana/Latina desarrolle Diabetes es distinto, dependiendo de su ascendencia. Los de menor riesgo son los de ascendencia Cubana y los de más alto riesgo son los Puertorriqueños, seguidos de cerca por los de ascendencia México Americana (por favor consulte mi blog anterior con la fecha 25 de enero de 2013).

Por si fuera poco los investigadores no pudieron separar las personas diagnosticadas con DT2 de aquellas de aquellas diagnosticadas con la Diabetes Tipo 1 (DM1), lo que en palabras de los investigadores, podría llevar a subestimar la relación entre el azúcar y la diabetes. ¡Caramba!

Busqué el enlace de la conversación original que Stephanie Martin de KQED tuvo con el Dr. Lustig:
http://www.kqed.org/news/story/2013/02/27/117086/more_sugar_more_diabetes?category=bay+area. El Dr. Lustig no dice que el estudio demuestra una relación entre el consumo de azúcar y la diabetes. De hecho, él habla del estudio en términos vagos y cuando la Sra. Martin le preguntó “¿Cómo es que los datos sugieren una relación directa e independiente entre el azúcar y la diabetes?” Dr. Lustig no respondió a esta pregunta.

El decir que estoy muy decepcionada con los medios de comunicación que incorrectamente representaron los resultados de este estudio es una subestimación. Normalmente disfruto de lo que el Dr. Lustig tiene que decir con respecto a los adolescentes, la diabetes y el consumo de azúcar. Disfruto de sus comentarios porque estoy a favor de precisamente lo que el Dr. Lustig está abogando.

Mayormente he concluido que tenemos que leer más allá de los titulares. Aunque el estudio no pudo demostrar que el azúcar causa la diabetes (como los titulares insinúan), el estudio muestra que existe una asociación. Se necesitan más investigaciones. Y este estudio es prometedor ya que indica a una posible relación. Este papel contribuye significativamente a la ciencia tras la hipótesis de que el azúcar pueda ser una causa de la diabetes.

Aún así y todo este estudio no es el que quiero citar a los demás como uno que demuestra la relación entre la diabetes y el consumo de azúcar, porque no es así.

Asique, antes de emocionarte con los titulares, usa precaución. El titular no siempre tiene que ver con la historia real.

~Gracias por estar conmigo a través de este largo repaso. Espero te haya sido de ayuda.

http://es.wikipedia.org/wiki/Falacia_ecol%C3%B3gica

Posted in Blog, Nutricion, Obesidad | Leave a comment

El Bajón! La Hipoglucemia y Por Qué Me Molesta Tanto

Hipoglucemia


Es el lunes por la tarde y estoy en una reunión con Sarah.  La conversación es interesante y estamos progresando mucho.

Sarah me hace una pregunta.  Le pido que repita la pregunta puesto que no la oigo claramente.  Ella repite la pregunta pero ahora no tiene sentido para mí.

Comienzo a sudar; se me acelera el latido del corazón; me tiemblan las manos y los dedos se me adormecen.  Siento pánico.  ¡Oh no! Me está dando ‘el bajón’.

‘El Bajón’ o el nivel bajo de azúcar: esos son algunos de los nombres que las personas con diabetes e incluso aquellas sin diabetes, llaman a la hipoglucemia (1).

Volviendo al tema de la reunión: me está dando el bajón, estoy temblando, alcanzando mi fuente de glucosa.  Le digo a Sarah “Me está dando el bajón”.

Tranquilamente Sarah contesta que me va a esperar.  Lo dice en tono tranquilizador.  No me empuja para que siga hablando de nuestro trabajo ni trata de seguir con la reunión.  No me está juzgando.  Sarah es Enfermera Registrada (RN) y Educadora en Diabetes (CDE).  Hipoglucemia, bajones o niveles bajos de azúcar no son nada nuevo para ella.

Este episodio me hizo pensar en la hipoglucemia o niveles bajos cuando estamos en el trabajo.  Por mi parte yo tengo la bendición de trabajar con personas que no sólo entienden lo que es un bajón de nivel de azúcar, ellas también saben lo que hacer y no hacer si esto le pasa a alguien.

A diario trabajo con PCD y no pasa una semana donde alguien me dice que en su trabajo mantienen su diagnóstico en secreto. No lo han compartido ni con sus compañeros de trabajo ni con sus jefes.

Mis pacientes me dicen que la mayor razón por la cual no comparten su diagnóstico de DT2 es el miedo a ser despedido. Temen que los demás piensen que no son de confianza en el trabajo o piensen menos de ellos. También mencionan que sienten vergüenza de tener DT2.  Sienten vergüenza de no haber manejado bien sus niveles de azúcar. Se me parte el corazón cuando escucho que hay tanto miedo y vergüenza.

¿Disminuirían nuestros temores si entendiéramos mejor nuestros derechos de empleados cuando somos personas diagnosticadas con diabetes?

Mi fuente de información es la Asociación Americana de la Diabetes (ADA).  Por años han estado representando a diabéticos en las escuelas, colegios y en el puesto de trabajo. En su sitio web tienen una sección sobre la discriminación.  Puedes leer sobre las leyes que te protegen contra la discriminación en el trabajo. Puedes informarte sobre los derechos reconocidos para las personas con diabetes..
http://www.diabetes.org/espanol/apoyo-y-recursos-legales/

Si prefieres hablar con alguien sobre tu situación en el trabajo, puedes llamar a la ADA al 1-800-DIABETES (342-2383).

(1)Para un repaso de la hipoglucemia y el que hacer para elevar tu bajo nivel de azúcar,  por favor siga este link:
http://diabetes.niddk.nih.gov/spanish/pubs/
hypoglycemia/index.aspx#1

Posted in Autocuidado, Blog | Leave a comment

Las Desigualdades en la Salud

Las Desigualdades en la Salud

Y el Camino Hacia Mejor Cuidado Médico


Desigualdades en la salud suelen definirse como una serie de diferencias significativas entre una población y otra (1).  Incluidas en las desigualdades de salud encontramos la obesidad y la diabetes.

En EE.UU. dependiendo de donde vivimos, podemos tener muy distintos resultados en calidad de vida basados en estas desigualdades en salud (2).

Muchos factores intervienen para causar estas grandes diferencias.  Por ejemplo, nuestro trabajo o falta de trabajo, pobreza, nivel educativo, clasismo, el acceso a  cuidado médico y transporte para llegar a dicho cuidado, el acceso a tiendas que venden alimentos de alta calidad a precios razonables, racismo…todos estos factores y más pueden ponernos a una gran desventaja lo cual puede acortar nuestra vida.

Eso dicho, nos podemos conformar con las desigualdades o nos podemos capacitar para sobrellevar esta situación.

A través del país se están enfocando estrategias de desarrollo y cambio a nivel del medio ambiente [MF1] de cada comunidad. Latinos nos estamos uniendo para aprender sobre nuestros derechos civiles (3).  También estamos aprendiendo más sobre nuestra salud y las estructuras comunitarias que nos apoyan o contribuyen a problemas de salud (4).

No estamos solos en nuestros esfuerzos.  Tenemos aliados a nivel nacional con respecto al acceso a seguro de salud.   La Ley de Reforma del Sistema de Salud (Affordable Care Act) abre un paso a mejor cuidado médico.

El Presidente Obama ha escrito sobre los beneficios para la comunidad Latina de la nueva Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (5).   El Presidente ha compartido el sitio web www.CuidadoDeSalud.gov (6) que nos permite ver nuestras opciones de seguro en un solo lugar.  Tener la información en un solo lugar que no trata de vendernos nada es de gran ayuda.  Y tener esta información en español disminuye una de las barreras lingüísticas.

En este foro  y los siguientes blogs vamos a explorar la problemática de desigualdades en salud y las maneras de capacitarnos para implementar cambios en nuestras comunidades.  También vamos a explorar el tema de aliados y como las alianzas pueden sernos de ayuda en nuestra meta de tener una vida saludable y larga conviviendo con la Diabetes Tipo 2 (DT2).

(1-2-3) http://minorityhealth.hhs.gov/espanol/

(4)    http://www.policylink.org/atf/cf/%7B97c6d565-bb43-406d-a6d5-eca3bbf35af0%7D/WRPM_SPANISH_FULLREPORT.PDF

(5) http://www.whitehouse.gov/blog/2010/09/08/la-ley-de-reform-del-sistema-de-salud-mejorar-la-atenci-n-m-dica-para-los-latinos

(6) www.CuidadoDeSalud.gov


Posted in Las Desigualdades | Leave a comment

Estadística

estadistica

Estadística General sobre Diabetes (Tipo 1 y 2) en EE.UU.:
La diabetes afecta a aproximadamente 23.6 millones de personas en  EE.UU. (90 al 95 por ciento padecen diabetes tipo 2). De estos, 17.9 millones  tienen diagnóstico y se calcula que 5.7 millones no saben que padecen la  enfermedad. Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y  Renales (NIDDK) y la Asociación Americana de la Diabetes, los afectados  incluyen: 2.5 millones de Latinos (es decir 9.5 por ciento de todos los  Latinos).

Diferencias Étnicas y Raciales en los  Diagnosticados con Diabetes:
Después de ajustar para la diferencia en edades  para las personas de 20 años o mayores, el estudio nacional (National Health  Interview Study) de 2007-2009 indica que 7.1 por ciento de blancos no-Hispanos ,  8.4 por ciento de Asiáticos Americanos, 11.8 por ciento de Hispanos/Latinos, y  12.6 por ciento de Afroamericanos tienen el diagnostico de diabetes.

Cuando hablamos de la población Latina, encontramos que 7.6 por ciento de  Cubanos Americanos y Centro/Sudamericanos tienen el diagnostico de diabetes.  Comparen eso al 13.3  porciento de México Americanos y el 13.8 por ciento de Puertorriqueños con el  diagnostico de diabetes.  Comparados con adultos blancos no  Hispanos, el riesgo de diagnostico con Diabetes era 66 por ciento mas alto en   Hispanos/Latinos.  Entre adultos   Hispanos/ Latinos comparados a adultos blancos no Hispanos, el riesgo de   diagnostico de diabetes era casi igual para Cubanos Americanos y   Centro/Sudamericanos.  Sin embargo  el riesgo era 87 por ciento mas elevado para México Americanos y 94 por ciento  mas elevado para Puertorriqueños.

En otras palabras: el riesgo de que  una  persona de descendencia Hispana/Latina desarrolle Diabetes es distinto,  dependiendo de su descendencia.   Los de menor riesgo son los de descendencia Cubana y los de más alto  riesgo son los Puertorriqueños, seguidos de cerca por los de descendencia México  Americana.

http://diabetes.niddk.nih.gov/DM/PUBS/statistics/

http://www.cdc.gov/diabetes/pubs/pdf/ndfsSpanish.pdf


Si Ud. esta leyendo este blog, necesito que  recuerde que aquí no nos vamos a
enfocar en las consecuencias de la diabetes.  Para eso hay muchos otros foros.  Algunos sitios y foros de Internet de  más confianza incluyen:

http://www.cdc.gov/diabetes/pubs/pdf/ndfsSpanish.pdf

http://ndep.nih.gov/publications/index.aspx?Age=&Category=&Ethnicity=&Language=es&Submit.x=20&Submit.y=6

http://www.diabetes.org/espanol/?loc=rednav

Posted in Estadisticas | 1 Comment